Roberto Burgos Flores

filesmonster

¡Los líderes hacen una diferencia real!

No hay duda de que el éxito de una Peluquería y/o Salón de Belleza, depende en gran medida de la calidad de su liderazgo, la calidad del liderazgo de una organización determina la calidad de la organización misma.

El liderazgo nunca es fácil, sobretodo cuando se está en una profesión con grandes egos, por lo tanto, no se puede ser un líder sin un grupo de personas que sigan su misma dirección poniendo su confianza y trabajo en el prestigio y calidad de su Salón de Belleza. Los líderes exitosos anticipan el cambio, explotan vigorosamente las oportunidades, motivan a sus seguidores a llegar a altos niveles de productividad, corrigen el desempeño pobre y conducen a las organizaciones hacia una mejor calidad del servicio y profesionalismo.

¿Qué pasaría si el líder deja de ser el centro, aleja su ego y piensa en las necesidades de crecimiento y desarrollo de su gente y la ayuda a lograr sus objetivos? Lo más probable es que este liderazgo obtenga el poder del respeto, gratitud y admiración de su equipo de trabajo, lo que genera un verdadero compromiso incondicional a largo plazo. Los dueños y jefas de local de las peluquerías tienen la valiosa misión de motivar, enseñar, corregir y dirigir a su equipo, luego, su actuar en la organización es base fundamental para el éxito del negocio.

Es común en nuestro medio encontrar personas dueñas de salones de belleza o jefas de local que “lideran” fuertemente que mandan y dirigen autoritariamente, basándose en el poder formal que obtienen del puesto. Un poder que se fundamenta en el miedo a las represalias donde se fomenta un liderazgo egoísta. En este caso el líder busca, antes que nada, cumplir sus objetivos personales. Este tipo de liderazgo es de corto plazo; no motiva, no genera compromiso ni lealtad en los colaboradores, peor aún, toda esa mala vibra se transmite al cliente.

¿Cómo se es líder?, primero que todo debe asumir su rol, debe sentirse y estar preparada para apropiarse de los deberes de un buen líder y trabajar en las cualidades que lo diferencien entre un líder “autócrata” y uno “participativo”.

El líder autócrata es aquel que asume toda la responsabilidad de la toma de desiciones, inicia las acciones, dirige, motiva y controla a sus colaboradores. Puede considerar que solamente él es competente y capaz de tomar decisiones importantes, en algunas ocasiones puede sentir que sus colaboradores son incapaces de guiarse a sí mismos o puede tener otras razones para asumir una sólida posición de fuerza y control.

Por el contrario, el líder participativo adopta un estilo interactivo, utiliza la consulta para practicar el liderazgo., escucha y analiza seriamente las ideas de su equipo de trabajo y acepta sus contribuciones siempre que sea posible y práctico.

¿Qué tengo que hacer para ser un buen líder? Las expresiones faciales son fundamentales para apoyar el liderazgo, por ejemplo, cuando hable con alguien, préstele la máxima atención, cuando se dirija a un grupo de personas, establezca contacto visual.

Finalmente, se recomienda considerar las siguientes acciones que le ayudarán a motivar a sus colaboradores, cimentando la confianza y el trabajo en equipo:

Dar por hecho la capacidad. Si está convencida de que una persona puede desempeñar un servicio determinado, pero esta profesional no está segura de sus propias capacidades, hágale saber que da por hecho su capacidad, apóyela!!

Elogiar. Un líder debe siempre alabar a sus colaboradores por un trabajo bien hecho. No hay tarea bien hecha que sea demasiado grande o pequeña para ser reconocida.

Asignar funciones que fomenten la confianza. Debe asignar tareas pequeñas que aumenten poco a poco la responsabilidad de los miembros de su equipo.

Reforzar la confianza. Las personas no pueden vivir únicamente de la confianza. Ratifique la confianza en su equipo mediante recompensas en forma de regalos sorpresa, ascensos o reconociendo públicamente su aporte a la peluquería.

Ser realista. Nunca haga que alguien crea que es capaz de hacer algo que no sea factible. Si una persona falla, sus manifestaciones tendrán el efecto opuesto, destruyendo su confianza.

3 comentarios

  1. old friend slippers - 02/01/2011 20:21

    Fantastic post, I really look forward to updates from you.

    Responder
  2. affiliate marketing network - 06/01/2011 01:15

    Bookmarked, I love your blog! 🙂

    Responder
  3. Chair covers - 21/01/2011 15:20

    Fantastic post, I really look forward to updates from you.

    Responder

Toma la palabra

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin