El valor del fracaso: Una breve mirada a nuestro mercado de la Belleza

El estar inserto en el Sector de la Belleza, en los distintos roles que esto participando, tanto como dueño de salones, como docente de escuelas de peluquería y Consultor Internacional de Gerenciamiento, me ha dado la oportunidad de conocer muy de cerca este mercado.

En el transcurso de estos años he visto profesionales que han decidido iniciar su propia empresa e independizarse, como también dueños de peluquería que deciden hacer crecer son su negocio.  Pero también he conocido casos de personas que deciden bajar la cortina y terminar con los sueños que una vez fueron su orgullo y motivación.  Y precisamente sobre este punto me gustaría referirme en esta columna.  Este concepto me llama mucho la atención, que sin darnos cuenta nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida: “el fracaso”.

De la literatura podemos extraer algunos famosos pensamientos y frases referidos al fracaso: “No se sale adelante celebrando éxitos sino superando fracasos”.  “El éxito es ir de fracaso en fracaso”.  “Caerse está permitido, levantarse es obligatorio”.  “Una experiencia no siempre es un fracaso, pero un fracaso siempre es una experiencia”.

Claramente es muy distinto leer estas famosas frases que VIVIRLAS.  Sabemos que, en Sudamérica, a diferencia de culturas desarrolladas, los fracasos son catalogados negativamente y en general, son considerados como un aspecto “muy dañino” que condiciona el futuro de quienes los han sufrido, incluso sienten vergüenza de contar que les han fracasado.

Es importante considerar que los fracasos son una oportunidad de aprendizaje muy importante y se deben obtener beneficios de los fracasos, es paradójico pensar que la única forma de no fracasar seria “no hacer nada”.

Algunos ejemplos dignos de destacar, Henry Ford tuvo dos fracasos antes de su exitoso proyecto empresarial lanzado el año 1903, la Ford Motor Company; también tenemos el caso de Walt Disney quien fundó su primera empresa el año 1920 y quebró por falta de clientes, luego trabajó en una empresa, pero el año 1922 volvió a intentar con su segunda empresa pero sus gastos de producción excedían los ingresos y tuvo que cerrar el año 1923, entonces se puso a buscar trabajo pero los estudios no lo contrataban, unos años más tarde creó con su hermano la “Disney Brothers’Studio” que finalmente se transformaría en “The Walt Disney Company”. Claro, reconozcamos que sería difícil repetir estos casos en nuestros países dado nuestra idiosincrasia, pero una cosa es segura jamás debemos desistir.

La mayor dificultad que enfrentan aquellos que han conocido el fracaso es poder demostrar que se han recuperado y que están listos para emprender de nuevo como también entender y aprender que nos movemos en un lugar del mundo que no está preparado del todo para recibir emprendedores que han fracasado.  El primer paso entonces será entender y hacernos consientes de nuestro estado y salir en busca de nuevas oportunidades.

El fracaso es sólo un paso más, nunca el final, por eso algunos tips para tener en cuenta:

  • Cuanto antes hacernos consientes de nuestro estado.
  • Aprendamos a aceptar lo conseguido en la vida como un logro.
  • Reivindiquemos el derecho a fallar, como una condición básica.  El fracaso es un elemento más de la vida.
  • Y si no podemos luchar contra la sensación de fracaso se debe buscar ayuda; en nuestro entorno, en la familia, en amigos, y luego, veremos este momento simplemente como una experiencia más de nuestra vida.
  • Consideremos el extremo del éxito como una competencia con nosotros mismos y no contra otras personas que, seguramente tienen una “base” de vida diferente a la nuestra, por lo tanto, es incorrecto compararnos.
  • Tampoco caiga en la sensación de exitismo que muestra la televisión con los llamados reality u otros destellos fugaces.
  • Mire su “yo” de hace 5 años, piense cómo estaba, luego analice su “yo” actual, para definir cómo quiere que sea su “yo” en 5 años más.  Lo que haga ahora, es lo que le permitirá conseguir objetivos.

Finalmente, que levante la mano el que nunca se ha caído!!!, Así como necesitamos oportunidades de levantarnos, muchas veces está en nuestro poder entregar oportunidades para que otros se levanten…

 Organice su propio Taller de Gestión!!!

 

Roberto Burgos Flores

Ingeniero Comercial

Coach Gestión Profesionales Belleza

www.bellezaygestion.com

 

 

 

Youtube: Roberto Burgos Flores

Instagram: @robertoburgosflores

Facebook: Roberto Burgos Flores

Twitter: @robertoburgosf

Mail: [email protected]

 

 

 

 

 

 

Comments
  • me ha ayudado mucho el hecho de leer sus palabras, porque estoy luchando por echar adelante un negocio de peluqueria y aunque estoy aguantando y creo en mi negocio porque veo pequenos logros cada dia, hay momentos que me hundo…
    gracias.

    • Estimada Mercé, desconozco los detalles de tu situaicón puntual. Sin embargo, creo fundamental que puedas separar lo “Importante” de lo “Urgente”, es decir, deben existir muchas cosas importantes en tu negocio y en tu desarrollo tanto personal como profesional, pero debes identificar lo que es “URGENTE”, porque enfocándote en aquello podrás sentir que sales un poco de la desesperación. También es prioritario que te concentres en los servicios o actividades del negocio que te generen más dinero, porque si buscas otras alternativas para generar ingresos, lo que ocurre en la práctica es que pierdes fuerzas, algo así como, “el que mucho abarca poco aprieta”….

  • ES para mi de suma importancia lograr comprender y asumir que el fracazo va casi dela mano con el exito,ya que habiendo vivido tres caidas directas o indirectas, mi temor a volver a vivir otra me paraliza.Agradesco enormemente sus consejos y conocimientos al respecto,ya que me siento mas tranquila. GRACIAS

    • Estimada Loreto, muchas gracias por sus comentarios y paralizarse es decirle al fracaso que ganó, por eso, luego de cada caída hay que reflexionar para no cometer los mismos errores y al mismo tiempo comenzar a planificar el próximo movimiento que deseamos para nuestros proyectos y sueños…

      Las mejores buenas vibras y bendiciones en sus nuevos emprendimientos!

  • Hola Roberto, me parece muy buena tu columna, creo que el fracaso no solo se mide en el cerrar o la quiebra de un salon, si no tambien los fracasos son cuando nos sobre endeudamos,etc. y como se dice cuando estamos hasta el cuello, creo que existe esto antes de llegar a la quiebra, creo yo, porque todos hemos pasados esos momentos medios complicados, pero si uno es Perseverante y consecuente con el trabajo, se puede salir adelante. Porque nosotros que llevamos años en el rubro lo hemos vivido. Colegas solo les puedo decir: Perseverancia,Consecuentes y Mucha Fe. Saludos Cordiales. Denys B.Salon Teodoro.

    • Estimado Denys, muchas gracias por sus comentarios, efectivamente, en el afan de invertir y creer con fe en nuestros proyectos, nos puede llevar a que lo invertido no tenga un rápido retorono y nos complica el flujo de caja, pero siempre, siempre ya sea por experiencia propia, por asesorías externas o por trabajo sacrificado podemos encontrar el camino al éxito…

      Saludos Cordiales!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enquire now

Give us a call or fill in the form below and we will contact you. We endeavor to answer all inquiries within 24 hours on business days.